Para 2030, las personas en muchos países industrializados pueden esperar vivir hasta los 85 años o más. Si bien una vida más larga (esperanza de vida) se debe en parte a la atención médica, los factores personales importantes del estilo de vida también afectan la duración de la vida. Estos incluyen no fumar, estar físicamente activo, evitar el aumento excesivo de peso, y dormir lo suficiente. Sin embargo, hasta ahora no sabíamos si cambiar el estilo de vida a medida que envejecemos es realmente importante, especialmente para las personas con afecciones preexistentes como la diabetes.

Mejorar el estilo de vida ayuda a las personas de edad mediana y avanzada a vivir más tiempo

Ahora, investigadores de Japón han analizado si la adopción de un estilo de vida saludable aumenta la esperanza de vida de las personas desde la mediana edad hasta la vejez, independientemente de los principales problemas de salud en cada etapa de la vida. Examinaron a 20,373 hombres y 26,247 mujeres de 40 a 80 años de edad y observaron el impacto de ocho factores del estilo de vida: consumo de frutas, pescado y leche; caminatas y/o participación en deportes; índice de masa corporal; tabaquismo; consumo de alcohol; y horas de sueño. Cada factor de estilo de vida saludable obtuvo un punto, para una puntuación alta de ocho puntos.

Al monitorear la salud de las personas durante 21 años, los investigadores encontraron que la esperanza de vida (la edad en la que es probable que mueras) a los 40 años para las personas con 7 u 8 puntos de estilo de vida saludables era de 46.8 años para los hombres y de 51.3 años para las mujeres. En otras palabras, cuanto más saludable es el estilo de vida, más tiempo se vive. En personas con 5 o más puntos de estilo de vida, estos beneficios continuaron a partir de los 80 años, particularmente en hombres mayores. Los beneficios fueron aún mayores en pacientes de cualquier edad con enfermedades importantes, como enfermedades cardiovasculares, cáncer, hipertensión, diabetes y enfermedad renal.

Mejorar el estilo de vida para vivir más es importante incluso entre los pacientes mayores y/o aquellos con diabetes y otras enfermedades crónicas.

Fuente: https://bit.ly/3yDqBep

Foto de Brooke Lark en Unsplash