Las mujeres embarazadas no tienen mayor riesgo de contraer COVID que las mujeres que no están embarazadas. Sin embargo, sabemos que si las mujeres embarazadas están infectadas con COVID, existe una mayor probabilidad de que se enfermen gravemente. También sabemos que si una futura madre desarrolla COVID, existe una amenaza para el feto. A pesar de este conocimiento, las mujeres embarazadas fueron excluidas de los primeros ensayos clínicos que estudiaban las vacunas contra el COVID. Como resultado, las recomendaciones sobre la vacunación en el embarazo han cambiado con el tiempo y según el país.

Se debe vacunar a más mujeres embarazadas

Ahora los datos de Escocia muestran que la vacunación de mujeres embarazadas es muy efectiva. Entre el inicio de un programa de vacunas contra el COVID en diciembre de 2020 hasta octubre de 2021 en Escocia (cuando la variante Delta estaba en su apogeo), se administraron 25 917 vacunas contra el COVID a 18 457 mujeres embarazadas. Sin embargo, los investigadores encontraron que las tasas de vacunación eran mucho más bajas en mujeres embarazadas que en todas las mujeres de 18 a 44 años, embarazadas o no. Por ejemplo, encontraron que solo el 32% de las mujeres embarazadas participantes tenían dos dosis de la vacuna en comparación con el 77% de las mujeres en general. Las tasas fueron más bajas en las mujeres más jóvenes y en las áreas de ingresos más bajos.

Mayores riesgos de COVID para mujeres embarazadas no vacunadas

Los investigadores también encontraron que las complicaciones graves de COVID en el embarazo eran más comunes en mujeres que no estaban vacunadas en el momento del diagnóstico de COVID que en mujeres embarazadas vacunadas. Los investigadores también observaron la mortalidad perinatal. Esto se refiere a la muerte de un bebé en el útero o poco después del nacimiento. En este estudio, las mujeres que dieron a luz dentro de los 28 días posteriores al diagnóstico de COVID tenían una tasa de mortalidad perinatal 4 veces mayor que las que no tenían COVID. En general, el 77 % de las infecciones por COVID, el 91 % de los ingresos hospitalarios por COVID y el 98 % de los ingresos en cuidados intensivos ocurrieron en mujeres embarazadas que no estaban vacunadas cuando se les diagnosticó COVID.

Estos nuevos hallazgos respaldan la urgencia de que las mujeres se vacunen durante el embarazo. La vacunación previene malos resultados de COVID. La tasa de vacunación en mujeres embarazadas debe incrementarse para proteger la salud de las mujeres y los bebés en la pandemia en curso.

Fuente: https://go.nature.com/3I4NVD5

Foto de Shutterstock