Hasta ahora, el uso de dispositivos portátiles para medir los niveles de glucosa (llamados monitores continuos de glucosa o MCG) se ha ofrecido casi exclusivamente a personas con diabetes tipo 1 y a personas con diabetes tipo 2 usando insulina. Además, el acceso a dispositivos portátiles como los MCG para ayudar con el cuidado de la diabetes ha sido un desafío para las familias marginadas que viven con diabetes.

Nueva investigación del Sansum Diabetes Research Institute

Ahora, una nueva investigación del Sansum Diabetes Research Institute analizó el uso de MCG en adultos predominantemente hispanos / latinos que viven con o en riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Es importante destacar que los participantes con diabetes tipo 2 no estaban tomando insulina. En este estudio, 119 participantes hispanos / latinos usaron MCG durante 2 semanas. Durante este tiempo, pudieron comer normalmente. Al centrarse en los cambios en los niveles de glucosa con el desayuno, los investigadores pudieron ver que los picos de la respuesta de la glucosa en el desayuno se desplazaron en dirección noreste. Compararon a los participantes que estaban en riesgo de diabetes tipo 2, con pre-diabetes, o con diabetes tipo 2. La deriva hacia el noreste se refiere a un aumento en el aumento máximo de glucosa y el tiempo hasta el pico de glucosa después del desayuno con el aumento de la gravedad de la enfermedad.

MCG para ayudar a prevenir la progresión de la diabetes tipo 2

La deriva hacia el noreste puede ser una forma de monitorear la progresión de la diabetes utilizando MCG para personas desatendidas. Por lo tanto, podría usarse para ayudar a prevenir la progresión de la diabetes tipo 2. Estos hallazgos pueden ofrecer nuevas oportunidades de intervención para comunidades desatendidas que enfrentan una carga desproporcionada de diabetes.

Fuente: https://bit.ly/3yMuUlj

Foto por Mil Familias © 2021