En los Estados Unidos, la mala alimentación es la causa principal de una mala salud. Esto incluye diabetes tipo 2, obesidad, enfermedades cardiovasculares y algunos cánceres. Estos problemas de salud relacionados con la dieta afectan de manera desproporcionada a las minorías raciales/étnicas, las personas de hogares de bajos ingresos y los ancianos. Para reducir la diabetes tipo 2 y otras condiciones graves a largo plazo, el mejor enfoque debe promover una alimentación saludable y al mismo tiempo, educar a las personas para que eviten los alimentos que dañan la salud. Esto puede ser un desafío debido a las diferentes ideas, opiniones y percepciones de las personas sobre la comida.

Menos conocimiento nutricional, menor consumo de frutas y verduras

Comer más frutas y verduras puede ayudar a reducir nuestro riesgo de obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y algunos cánceres. Sin embargo, en los Estados Unidos hoy en día, el consumo de frutas y verduras está por debajo de los niveles recomendados. Además, hay muchos estudios que muestran que las personas con menos conocimientos sobre nutrición comen menos frutas y verduras.

Estudio de Sansum Diabetes Research Institute

Este estudio de Sansum Diabetes Research Institute (Instituto Sansum de Investigación de la Diabetes) analizó cómo las personas perciben las frutas y verduras comunes. Estos incluían papas, tomates, cebollas, lechuga y aguacate. Los investigadores utilizaron una encuesta en línea para evaluar las opiniones de los adultos sobre el contenido nutricional y la salubridad de estas frutas y verduras. Descubrieron que las percepciones de las personas sobre el contenido de macronutrientes de las verduras y frutas comunes eran similares a la información publicada por el Departamento de Agricultura de los Estado Unidos (USDA por sus siglas en inglés).

La edad, el origen étnico y la educación son factores importantes

Sin embargo, los investigadores encontraron que factores como la edad, el origen étnico y el nivel de educación impactaron las percepciones individuales sobre estas frutas y verduras. Se necesita más investigación para ver si estas diferencias realmente afectan la dieta y las enfermedades relacionadas con la dieta. Estos datos muestran lo importante que es para la educación nutricional considerar el origen étnico, la edad y el nivel educativo, y adaptar el plan de estudios para satisfacer las necesidades de la población.

Fuente: https://bit.ly/31qzNnL

Foto por Linh Pham en Unsplash