Las personas con diabetes tipo 1 que toman insulina enfrentan muchas dificultades en vuelos largos. Por ejemplo, los desafíos comunes incluyen ajustar la dosis y el tiempo de insulina según las diferentes zonas y el impacto del desfase de horario en la elección de una insulina segura y eficaz. En una encuesta anterior, más de la mitad de los viajeros con diabetes informaron tener dificultades para controlar sus niveles de glucosa durante su viaje. Muchos también tuvieron hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en sangre) durante su viaje o el primer día después de llegar a su destino.

Sabemos que muchos médicos no están seguros de cómo ajustar la insulina para las personas con diabetes que viajan durante 6 horas o más a través de múltiples zonas horarias. Parte de la información disponible es en realidad «potencialmente dañina» porque puede no ser la más precisa. Actualmente, hay una falta de orientación y recursos de viaje para ayudar a las personas con diabetes a planificar. Esto puede confundir a los viajeros.

No hay diferencia en dos tipos de insulinas

Este estudio piloto incluyó a 21 personas que viajaron en avión desde Hawái, donde pasaron 2 días ajustándose a esa zona horaria, hasta Nueva York donde pasaron 3 días, antes de regresar a Hawái. Los investigadores compararon el uso de la insulina degludec versus la insulina glargina en viajeros con diabetes tipo 1 usando múltiples inyecciones diarias. La insulina degludec se administró diariamente a la misma hora, independientemente de la zona horaria, y la glargina se administró según el algoritmo de viaje. No hubo diferencias significativas en los resultados glucémicos entre los dos grupos del estudio. Por ejemplo, ninguno de los grupos logró más del 70% del tiempo en un rango saludable de 70-180 mg / dL durante el viaje. Descubrieron que el desfase horario era mayor en la glargina U100 en los viajes hacia el este, pero no hacia el oeste. Además, la fatiga fue mayor después de viajar hacia el oeste en glargina. El sueño no fue diferente entre los dos tipos de insulinas. En conclusión, en adultos con diabetes tipo 1 que usaron múltiples inyecciones diarias de insulina y viajaron a través de múltiples zonas horarias, los resultados glucémicos fueron similares al comparar la insulina degludec y la glargina U100.

Se necesita más investigación

A pesar de la falta de información y orientación para las personas que viajan con insulina, es un tema muy importante para las personas con diabetes y sus familias. Es necesario realizar más investigaciones para desarrollar más recomendaciones basadas en la evidencia y explorar cómo podemos utilizar las nuevas tecnologías para ayudar. Además, es necesario comprender los desafíos personales que conlleva viajar mientras se usa insulina. Eso nos ayudará a crear nuevas estrategias para reducir estos desafíos para quienes viven con diabetes tipo 1.

Fuente: https://bit.ly/3nEakP7

Photo by Tim Gouw from Pexels