Además del amplio acceso global a las vacunas para todos, las vacunas de refuerzo tienen el potencial de desempeñar un papel importante en la lucha contra el COVID-19. Sin embargo, los debates sobre las vacunas de refuerzo de las vacunas COVID-19 continúan en las noticias y las redes sociales. Las vacunas de refuerzo son necesarias porque la protección de las dos dosis originales de vacuna disminuye con el tiempo. Esto sucedió cuando la variante Delta se hizo más prominente en todo el mundo. Hasta ahora, ha habido muy poca información de investigación clínica sobre la efectividad de las dosis de refuerzo.

Resultados preliminares del primer ensayo controlado aleatorio

Nuevos datos sugieren que una dosis de refuerzo de la vacuna Pfizer tiene una eficacia del 95.6% contra COVID-19. Esto se compara con sólo dos inyecciones de la vacuna Pfizer y también se compara con un placebo (inyección simulada que se parece a la inyección real pero que no contiene la vacuna). En este estudio con 10,000 participantes que habían recibido dos inyecciones de la vacuna Pfizer, la mitad recibió una tercera dosis de la misma dosis de la vacuna, y la otra mitad recibió un placebo. La edad de los participantes rondaba los 53 años. Más de una quinta parte eran mayores de 65 años, una categoría con mayor riesgo de COVID grave. Se observaron cinco casos de COVID en los participantes que recibieron el refuerzo, en comparación con 109 que recibieron el placebo. El ensayo tuvo lugar durante un período en el que prevalecía la variante Delta. El tiempo medio entre la segunda y la tercera dosis fue de unos 11 meses, con un seguimiento de dos meses y medio. El refuerzo fue eficaz independientemente de la edad, el sexo, la raza, la etnia o las condiciones subyacentes.

Refuerzo eficaz contra la variante Delta

Queda por ver cuánto tiempo puede proteger las vacunas de refuerzo. También se espera que pronto estén disponibles nuevas vacunas que brindan una protección mucho más prolongada a lo largo del tiempo.

Fuente: https://on.ft.com/3mbCSjg

Foto por FRANK MERIÑO en Pexels