Las pruebas puntuales de cetonas se utilizan para detectar si hay cetonas en la sangre, la orina o el aliento en concentraciones superiores a las normales. Los niveles muy altos de cetonas en sangre pueden provocar cetoacidosis diabética (CAD). Ésta es una complicación grave de la diabetes tipo 1. Las pruebas de cetonas también se han utilizado en el campo de la nutrición para controlar la eficacia de las dietas con muy pocos carbohidratos. Además, este tipo de prueba se puede utilizar para controlar algunas enfermedades raras para las que se han recetado dietas cetogénicas como tratamiento. Las dietas cetogénicas (o dieta keto, para abreviar) es una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas que se usa a menudo en personas con epilepsia.

A principios de 2021, el Sansum Diabetes Research Institute (SDRI) anunció un gran avance en la investigación de la diabetes: los primeros resultados en humanos de un estudio de un monitor continuo de cetonas.

Monitoreo continuo para prevenir la cetoacidosis diabética (CAD) en la diabetes tipo 1

Recientemente, investigadores de SDRI participaron en un Panel de Consenso de Monitoreo Continuo de Cetonas. Esto incluyó a 20 expertos en tecnología de la diabetes. Los propósitos del panel fueron (1) proporcionar información a los médicos, investigadores y pagadores de seguros para comprender mejor el rendimiento del monitoreo continuo de cetonas, y (2) facilitar el uso de esta herramienta para monitorear las concentraciones de cetonas y prevenir la cetoacidosis diabética en personas con diabetes tipo 1.

Los panelistas discutieron otros usos potenciales de esta nueva tecnología. Por ejemplo, esta prueba puede ayudar a las personas a elegir dietas muy bajas en carbohidratos. También puede ser útil para tratar otras enfermedades, como la epilepsia.

Incorporación de la monitorización de cetonas a la caja de herramientas de la diabetes

Los expertos concluyeron que:

  • En el futuro, los sensores de monitoreo continuo de cetonas portátiles pueden convertirse en parte de los sistemas portátiles de múltiples sensores capaces de detectar la cetoacidosis diabética inminente. Esto podría evitar visitas a la sala de emergencias y hospitalizaciones para adultos y niños con diabetes tipo 1.
  • Los futuros sistemas de monitoreo continuo de cetonas deben integrarse con los sistemas de monitoreo continuo de glucosa y otros datos de sensores portátiles continuos recopilados automáticamente.
  • Para que se utilicen ampliamente, los sistemas de monitoreo continuo de cetonas deberán ser precisos, seguros, eficaces, económicos y seguros.

Fuente: https://bit.ly/3Bgo8oC

Foto por Shutterstock