La salud digital está transformando la medicina. Por ejemplo, los datos de sensores innovadores, el software, y las herramientas de comunicación inalámbrica pueden mejorar la atención médica de muchas personas, incluidas las que padecen diabetes. Al igual que con otras nuevas tecnologías, hay tres preguntas clave a considerar:

  1. ¿Cómo puede la tecnología beneficiar a las personas con diabetes?
  2. ¿Qué barreras se deben superar para mejorar la tecnología?
  3. ¿Cómo se aplicará la tecnología en el futuro?

Revolución de la salud digital

Un nuevo artículo del Sansum Diabetes Research Institute presenta seis áreas de innovación que pueden ayudar a las personas que viven con diabetes, así como a sus familias. Estos también pueden proporcionar beneficios cuantificables para todos los involucrados en la diabetes. Las seis tecnologías son:

  • telehealth (servicios de telesalud/ telemedicina)
  • incluir datos digitales de diabetes en registros de salud electrónicos
  • alarmas para indicar un nivel bajo de azúcar en la sangre
  • inteligencia artificial
    seguridad de la tecnología de la diabetes
  • registros de diabetes

Para tener éxito, una nueva tecnología de salud digital debe ser accesible y económica. Además, las personas y comunidades que probablemente se beneficiarían de la tecnología deben estar dispuestas a utilizarla para controlar la diabetes.

La confianza y el acceso son clave para garantizar que la salud digital mejore la equidad

Se están aplicando muchas tecnologías nuevas de software y hardware digital al monitoreo y análisis de datos de la diabetes. El desafío consiste en identificar qué tecnologías pueden tener éxito a largo plazo. Para cualquier nueva tecnología, debe haber una comprensión clara de (a) quién es la población objetivo, (b) cómo se vería el éxito y (c) quién va a pagar por la tecnología.

Las nuevas tecnologías mencionadas aquí tienen un gran potencial para transformar la historia. Sin embargo, como siempre, estas tecnologías innovadoras deben ser accesibles y económicas en diferentes sistemas de salud y poblaciones.

Fuente: https://bit.ly/3ubDIPn

Foto por National Cancer Institute en Unsplash