El COVID-19 en los niños generalmente causa una enfermedad leve o ningún síntoma. Para aquellos con una enfermedad leve, esto dura poco tiempo. Sin embargo, existe la preocupación de que algunos niños corran el riesgo de una enfermedad más prolongada. Hasta ahora, no hemos estado seguros de la frecuencia con la que esto ocurre, cómo se ven las características clínicas de esta enfermedad prolongada en los niños, y cómo se compara con las enfermedades de otros virus respiratorios.

El COVID-19 largo es poco común en los niños

Un nuevo estudio del Reino Unido incluyó a 1,734 niños (588 de 5 a 11 años y 1,146 de 12 a 17 años) que tenían una prueba positiva de COVID-19. Este estudio también incluyó a niños que no estaban infectados con COVID (grupo de control), pero que pueden haber tenido otras infecciones respiratorias como influenza, infección por adenovirus o infección por virus sincitial respiratorio. Los síntomas comunes debidos al COVID-19 fueron dolor de cabeza (62%) y fatiga (55%), mientras que el 37% tuvo fiebre y el 26% tuvo tos persistente. Los problemas con el gusto y el olfato también eran comunes. Sin embargo, no se observaron problemas de atención, quejas de memoria y ansiedad. Además, los casos de bajo estado de ánimo e irritabilidad no fueron diferentes de los de la población en edad escolar sin COVID. En promedio, la enfermedad duró alrededor de seis días. Un total de 77 niños (4%) tuvieron síntomas durante más tiempo que duraron 28 días. Esto fue más común en niños mayores. En un número muy pequeño (25 niños), los síntomas persistieron durante al menos 56 días. Para aquellos con síntomas a largo plazo, estos fueron en su mayoría leves después de 28 días.

Otras infecciones respiratorias todavía existen

Los investigadores concluyeron que la mayoría de los niños que dan positivo en la prueba de COVID-19 y experimentan síntomas se recuperan en una semana. Sin embargo, hay una pequeña proporción de niños que no se encuentran bien durante más de cuatro semanas. Además, los síntomas de lo que llamamos “COVID prolongado” no fueron mayores en los niños que los síntomas de otras infecciones.

Fuente: https://bit.ly/2VvPeYE

Foto por Atoms en Unsplash