En todo el mundo, la cantidad de personas que viven con diabetes tipo 2 sigue aumentando. También está aumentando la cantidad y los diferentes tipos de medicamentos disponibles para ofrecer a las personas con este tipo de diabetes. Esto se complica por el aumento de ensayos de investigación clínica en los que se prueban estos nuevos medicamentos, a menudo frente a medicamentos comunes existentes. Los médicos deben tener acceso rápido y fácil a las últimas investigaciones para tomar decisiones informadas con los pacientes. Además, los medios de comunicación pueden compartir los resultados de las nuevas investigaciones y presentarlos a los pacientes.

Distorsionando y sesgando los resultados de los ensayos clínicos

Los investigadores ahora están analizando la calidad de la información médica compartida. Descubrieron que los nuevos hallazgos a menudo se presentan de manera sesgada. Para estudiar esto, los investigadores revisaron artículos recientes, incluidas revisiones importantes de nuevas investigaciones sobre medicamentos para la diabetes tipo 2, para ver si la información había estado sujeta a cambios. La mala interpretación y distorsión de los hallazgos de un estudio se conoce como “spin” en inglés. Esto significa que el artículo está escrito de una manera que destaca los beneficios del tratamiento experimental más de lo que muestran los resultados reales. Por ejemplo, esto podría significar que los autores exageran la efectividad del nuevo fármaco y / o subestiman su daño. “Spin” podría engañar a un médico y dañar al paciente. Los investigadores encontraron que en el 8% de los artículos, hubo distorsión de los resultados. Anteriormente, otros han informado que dos tercios de las noticias sobre salud no abordaron los costos ni cuantificaron los daños y beneficios. Por lo tanto, cualquier cantidad de “spin” en el informe del estudio original no es bienvenida.

Cualquier distorsión de resultados no es bienvenido

Los médicos dependen en gran medida de la investigación actualizada para mejorar la atención de sus pacientes. Los médicos deben ser conscientes de resultados distorsionados y sesgados en los artículos para ayudarlos a filtrar los estudios que pueden restar importancia a los efectos secundarios o crear un sesgo a favor del nuevo fármaco cuando no está justificado. En https://latinodiabetes.sansum.org, nos esforzamos mucho para evitar compartir artículos en los que se hayan publicado resultados distorsionados.

Fuente: https://bit.ly/3kPCjeG

Foto por Sebastián García en Pixabay