La diabetes tipo 2 (DT2) afecta a más de 400 millones de personas en todo el mundo. Constituye el 90% de todos los casos de diabetes. Hay muchos tratamientos y formas diferentes de prevenir las complicaciones de la diabetes tipo 2. Unos ejemplos incluyen cambiar su estilo de vida con una dieta saludable y hacer más actividad física en su vida diaria.

El ejercicio como medicina preventiva

Sabemos que el ejercicio puede mejorar el control del azúcar en sangre en personas con diabetes tipo 2. Existe mucha investigación sobre el impacto de la actividad aeróbica / cardiovascular (como correr o nadar) en la salud. Recientemente, el entrenamiento de resistencia se ha vuelto más popular debido a su capacidad para mejorar la fuerza muscular. El entrenamiento de resistencia también juega un papel en la salud y la enfermedad.

¿Qué es el entrenamiento de resistencia?

El entrenamiento de resistencia (también llamado entrenamiento de fuerza) lo ayuda a fortalecerse. Con el entrenamiento de fuerza, mueve su cuerpo contra algún tipo de resistencia, como su peso corporal o pesos libres. Los ejemplos incluyen sentadillas, flexiones, ejercicios con bandas de resistencia y levantamiento de pesas. Es una forma eficaz de controlar la diabetes tipo 2 y, para muchos, puede ser una gran alternativa al entrenamiento aeróbico. Esto se debe a que el entrenamiento aeróbico puede ser más difícil para las personas con ciertas complicaciones relacionadas con la diabetes tipo 2, como la obesidad, la osteoartritis y otras discapacidades físicas.

Entrenamiento de resistencia y niveles de azúcar en sangre

Este estudio analizó más de 14 ensayos con 668 participantes. Los investigadores encontraron que este tipo de ejercicio puede ser una forma eficaz de mejorar el control del azúcar en sangre en personas con diabetes tipo 2. Esto se debe a que el entrenamiento de resistencia ayuda a fortalecer los músculos, lo que a su vez puede mejorar el control glucémico. En general, se demostró que el entrenamiento de resistencia ayuda a las personas a controlar sus niveles de azúcar en sangre y a mejorar el porcentaje de grasa corporal en las personas con diabetes tipo 2. Sin embargo, aún no se ha probado y se desconoce si el entrenamiento de resistencia puede ayudar a retrasar o prevenir la diabetes tipo 2 en personas con riesgo de diabetes tipo 2.

Fuente: https://bit.ly/3wkuIqZ

Foto por Jonathan Borba en Unsplash