En los Estados Unidos, casi uno de cada cinco niños es obeso. Sabemos que los niños de 9 años en adelante no comen suficientes frutas y verduras. El National School Lunch Program (NSLP) se estableció para garantizar el acceso a alimentos saludables. En ese momento, hubo poca consideración sobre cuánto tiempo se les daba a los niños para almorzar.

Los niños necesitan comer alimentos reales

Se recomienda que los niños tengan al menos 20 minutos sentados para acabar su lonche. Sin embargo, solo la mitad de todos los distritos escolares de EE. UU. requieren o recomiendan 20 minutos de tiempo de almuerzo sentado. Recientemente, los investigadores estudiaron el efecto de pasar más tiempo sentado sobre el consumo y el desperdicio de almuerzos preparados de acuerdo con las recomendaciones de NSLP. Para estudiar esto, a los niños de la escuela primaria y secundaria en un campamento de verano se les dio 20 minutos o 10 minutos para almorzar. Los investigadores encontraron que durante 10 minutos de la hora del almuerzo sentados, los niños (79% hispanos / latinos) comieron menos y desperdiciaron más frutas y verduras en comparación con los 20 minutos de la hora del almuerzo sentados. El consumo y el desperdicio de comidas y bebidas principales no difirieron entre los almuerzos sentados de 10 minutos y 20 minutos.

Pasar más tiempo en el almuerzo ayuda a los niños socialmente

También hubo menos interacciones sociales en el grupo de almuerzo sentado de 10 minutos. Esto sugiere que la duración permite que los niños se conecten con sus compañeros, lo que posiblemente no pueden hacer durante el día escolar académico. Estos resultados apoyan que los niños se tomen más tiempo para el almuerzo para ayudar a mejorar la calidad de la dieta y reducir el desperdicio de alimentos. También los niños deben sentarse a almorzar.

Fuente: https://bit.ly/3gQbip7

Foto por U.S. Government en Rawpixel