Sabemos que las personas que viven con diabetes tienen un mayor riesgo de complicaciones si se infectan con COVID-19 en comparación con las personas sin diabetes. De hecho, existe un riesgo dos o tres veces mayor de muerte prematura debido al COVID para las personas con diabetes. Hasta ahora, los investigadores no estaban seguros de si tener diabetes por sí solo era suficiente para aumentar este riesgo, o si también existían otros factores.

Los hombres mayores con diabetes y otras afecciones médicas corren un mayor riesgo

En una revisión reciente de 22 estudios publicados que incluyeron a 17,687 personas, los investigadores encontraron más factores que aumentan el riesgo de muerte prematura por COVID-19. Por ejemplo, los factores de riesgo incluyen edad avanzada (65 años o más), sexo masculino, uso de insulina y niveles altos de azúcar en sangre en el momento de la admisión al hospital. Además, si tiene otra afección médica relacionada con la diabetes, como problemas renales a largo plazo, enfermedad cardíaca o enfermedad pulmonar, su riesgo también es mayor.

¿Cómo afecta el azúcar en sangre al riesgo?

En este estudio, no hubo un vínculo claro entre el riesgo y la HbA1c (una medida de azúcar en sangre durante los 3 meses anteriores). Anteriormente, los investigadores sugirieron que una HbA1c más alta estaba relacionada con complicaciones graves del COVID-19. Por ejemplo, tener una HbA1c al 7.5% o más aumenta su riesgo en comparación con personas sin diabetes (y por lo tanto, niveles más bajos de HbA1c). En una nota positiva, la metformina (un fármaco común para controlar el azúcar en sangre) parece proteger contra la muerte por COVID. También sabemos que las personas con ingresos más bajos tienen un mayor riesgo de muerte por COVID-19.

En general, esto muestra que las personas con diabetes más grave corren mayor riesgo de contraer COVID-19 y deberían ser una prioridad para las vacunas COVID-19.

Fuente: https://bit.ly/35Idetq

Foto por Rawpixel