Sabemos que las vacunas contra el virus que causa COVID-19 son aproximadamente un 95% efectivas para prevenir complicaciones graves en las personas que se infectan. Esto comienza 7 días después de la segunda dosis. Las vacunas también dan cierta protección tan pronto como 12 días después de la primera dosis. Hasta ahora, no estábamos seguros de si la vacuna también reduce el riesgo de que una persona transmita el virus a otras personas.

Las personas vacunadas tienen menos probabilidades de transmitir COVID-19

Un estudio de Israel sugiere que después de recibir la vacuna, es mucho menos probable que las personas transmitan COVID-19. Todavía existía la preocupación de que las personas sin síntomas pudieran propagar el virus (lo que se denomina transmisión asintomática). Esta preocupación se abordó en casi 5,000 personas que recibieron la vacuna de ARNm. Los investigadores encontraron que la carga viral se redujo considerablemente a partir de los 12 días posteriores a la vacunación. La carga viral es la cantidad de virus en la sangre de una persona infectada. Este estudio muestra que la vacuna bloquea o reduce considerablemente la posibilidad de propagación. Después de dos dosis, una persona vacunada tiene aproximadamente un 90% menos de probabilidades de infectarse en comparación con alguien que no está vacunada.

Todo el mundo necesita vacunarse

Los resultados muestran que si una persona se infecta con COVID-19 12 días o más después de la vacunación, su carga viral y el riesgo de síntomas graves y complicaciones se reducen considerablemente. Estamos en una carrera en este momento entre las vacunas y los virus / variantes. Hay mucho en juego, por lo que todos deben vacunarse. A medida que más personas se vacunan, la cantidad de personas que el virus puede infectar disminuye, y esto disminuirá la capacidad del virus para sobrevivir.

Fuente: https://go.nature.com/3sAUBkX

Foto por Gustavo Fring at Pexels