La contaminación del aire es un factor de riesgo de diabetes tipo 2 (DT2). Cuando hace ejercicio, esto aumenta sus posibilidades de respirar contaminantes del aire, que pueden ser perjudiciales para su salud. Más del 91% de la población mundial vive en un lugar donde la calidad del aire no es buena. Como resultado, la relación entre la contaminación del aire y la actividad física es un importante problema de salud pública. En un nuevo estudio, los investigadores analizaron los vínculos entre la actividad física regular, la exposición a partículas en el aire que pueden causar problemas de salud (llamadas partículas PM2.5) y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en Taiwán, un lugar con mucha contaminación del aire.

La actividad física ayuda a prevenir la diabetes incluso en áreas contaminadas

Sabemos que los niveles más bajos de actividad física están relacionados con un mayor riesgo de diabetes tipo 2. Por ejemplo, la actividad física moderada y baja (como caminar) se asocia con un mayor riesgo de diabetes tipo 2 en comparación con los niveles altos de ejercicio como correr. Los participantes expuestos a más contaminantes del aire nocivos para la salud, como PM2.5, también tenían un mayor riesgo de diabetes que los participantes expuestos a menos contaminación del aire. Los participantes con alta actividad física y baja exposición a la contaminación del aire tenían un 64% menos de riesgo de diabetes tipo 2 que aquellos con poca actividad física y más exposición a la contaminación del aire. Estos datos indican que los altos niveles de actividad física regular combinados con niveles bajos de exposición prolongada a PM2.5 / contaminación del aire pueden reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. También muestran que los niveles bajos de actividad física regular combinados con niveles altos de exposición a PM2.5 a largo plazo aumentan su riesgo de diabetes tipo 2.

La actividad física es una forma segura de bajar el riesgo de la diabetes para las personas que viven en áreas contaminadas

Incluso con diferentes niveles de contaminación del aire, los beneficios de la actividad física permanecen. Un estudio anterior también mostró que los contaminantes inhalados durante el ejercicio son solo una pequeña fracción de los inhalados en general. Esto podría explicar por qué el efecto de la actividad física sobre el riesgo de diabetes es similar incluso en lugares con diferentes niveles de contaminación.

Fuente: https://bit.ly/2OvVD2O

Foto por Götz Friedrich from Pixabay