La vacunación se prueba en estudios clínicos y en el mundo real

Los estudios clínicos tienen reglas estrictas que limitan el tipo de personas que pueden participar. Esto es para asegurarse de que los resultados se deban únicamente al nuevo tratamiento y no por casualidad u otras causas no relacionadas. Sin embargo, una vez que se pueda recetar un nuevo medicamento al público, debemos averiguar si funciona en el «mundo real» con todo tipo de personas.

La vacuna COVID-19 funciona en el mundo

La buena noticia es que la vacuna COVID-19 funciona en el mundo real. De hecho, la vacuna reduce los síntomas de la infección en más del 90%. Esta noticia proviene de investigadores en Israel que analizaron datos de 1.2 millones de personas. La mitad de los participantes había recibido la vacuna Pfizer. La cantidad de personas que se infectaron y se sintieron enfermas disminuyó en un 94% si recibieron dos dosis de la vacuna. Esto nos dice que la vacunación contra COVID-19 en el mundo real a gran escala reduce con éxito el COVID grave, las hospitalizaciones y las muertes. Estos datos probablemente incluyeron nuevas variantes porque la mayoría de las cepas encontradas en Israel son de la variante B.1.1.7. Es una muy buena noticia ver este nivel de efectividad en una población que tiene un nivel tan alto de la variante B.1.1.7. Es muy probable que veamos que otras vacunas también funcionan bien en el mundo real.

Fuente: https://cnn.it/3poVATa

Foto por CDC en Unsplash