¿Quién debe ser el primero en recibir la vacuna COVID-19? Un enfoque es priorizar a todas las personas mayores de 65 años. Esta parece una forma efectiva de reducir el número de muertes, ya que esta población representa el 80% de las muertes por COVID-19. Sin embargo, este enfoque puede empeorar las disparidades en salud. Esto se debe a que programar una cita para vacunarse requiere recursos que no están igualmente disponibles para todos: una conexión rápida a Internet para programar la cita, transporte al sitio, y confianza en la seguridad de la vacuna. ¿Cómo podemos cambiar este proceso para que el acceso a la vacuna COVID-19 sea más equitativo? Las estrategias incluyen:

  • Dar prioridad a la distribución de vacunas en las áreas más afectadas por COVID-19, como las áreas con mayores dificultades económicas.
  • Seguir la ciencia, dirigiéndose a los grupos con los mayores riesgos de COVID-19; por ejemplo, adultos latinos con diabetes.
  • Asociarse con instituciones de atención médica locales que atiendan a las personas más afectadas por el COVID-19 (como las minorías raciales y étnicas) para promover el conocimiento de las vacunas a nivel local.
  • Crear formas de distribuir vacunas a personas sin transporte; por ejemplo, camionetas para entregar vacunas a personas mayores confinadas en sus hogares o sitios de vacunación que están cerca del transporte público.
  • Simplificar el registro para que no requiera internet ni plataformas digitales.

Muchos estados ya han puesto en práctica estas estrategias. Sin embargo, en el esfuerzo por vacunar a la mayor cantidad de personas lo más rápido posible, los Estados Unidos no puede dejar atrás la equidad.

En Sansum Diabetes Research Institute, estamos trabajando hacia una vacunación equitativa y basada en la ciencia al enfocarnos en un grupo con uno de los mayores riesgos de COVID-19: adultos latinos mayores con diabetes. SDRI comenzó a vacunar a este grupo de muy alto riesgo el 27 de enero de 2021. Para abordar las barreras del tiempo, la tecnología y la confianza, los científicos comunitarios latinos bilingües capacitados de SDRI (también conocidos como Especialistas) se comunican con los miembros de la comunidad para crear conciencia sobre la vacunación contra el COVID -19 virus. Basado en el suministro de vacunas y la orientación de los departamentos de salud pública locales y estatales, SDRI espera expandir la vacunación a otros latinos con diabetes a una edad más temprana, aquellos que son trabajadores esenciales y también a las personas con diabetes que no son latinos. Visite este sitio para obtener información general y actualizaciones diarias sobre los latinos y COVID.

Fuente: http://bit.ly/2YTfQRU

Foto por Rawpixel