Los Estados Unidos gasta más de $3.5 billones por año en atención médica. ¿La atención médica costosa significa que los estadounidenses obtienen atención médica de alta calidad? No necesariamente. Mucha gente piensa que tener acceso y dinero para elegir los mejores médicos y hospitales significa una atención de mejor calidad. Recientemente, los investigadores analizaron si los estadounidenses blancos que vivían en las partes más ricas del país tenían mejores resultados de salud que los estadounidenses promedio. Descubrieron que, sí, los blancos ricos tenían mejor salud que estadounidenses promedio. Entonces, ¿los estadounidenses blancos ricos reciben la mejor atención médica del mundo? No. Los investigadores descubrieron que los ciudadanos promedio de otros países en realidad tenían mejor salud en comparación con los estadounidenses blancos ricos. Por ejemplo, los ciudadanos promedio de otros países desarrollados (como Australia y Canadá) obtuvieron mejores resultados relacionados con la mortalidad materna e infantil, el cáncer de colon, la leucemia infantil y los ataques cardíacos. Esto muestra que incluso si todos en los EE. UU. fueran tan saludables como los ciudadanos blancos más ricos, los estadounidenses aún no estarían tan saludables como las personas en muchos otros países. La riqueza no garantiza la mejor atención médica y salud del mundo. Sin embargo, en los EE. UU., todavía debemos trabajar para garantizar que todas las personas y comunidades sean tan saludables como los blancos privilegiados.

Fuente: https://bit.ly/3pkKbVh

Foto por Rawpixel