La mayoría de los estadounidenses consumen demasiada azúcar y eso puede perjudicar la salud. El problema es que los azúcares agregados están en casi todas partes de nuestra dieta. Se encuentran en pan de sándwich, encurtidos, aderezos para ensaladas, galletas saladas, yogur y cereales, así como en los alimentos y bebidas obvios, como refrescos y postres. Los endulzantes añadidos facilitan la ingesta excesiva porque son sabrosos y tienen muchas calorías, pero no te hacen sentir lleno. En cambio, pueden engañarlo para que quiera más comida. Para limitar su consumo de azúcar, los expertos en salud recomiendan que se concentre en reducir los edulcorantes agregados, como el azúcar granulada, el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, la miel y la miel de maple. No necesita preocuparse tanto por los azúcares que son parte natural de las frutas, verduras y productos lácteos. Un adulto típico no debe comer más de 50 gramos (o aproximadamente 12 cucharaditas) de azúcares agregados por día. Comer unos 25 gramos (o 6 cucharaditas) es más saludable. Esto se suma rápidamente. Por ejemplo, hay 39 gramos (casi 10 cucharaditas) de azúcar en una lata de Coca-Cola. Aunque cambiar su dieta puede ser difícil, existen estrategias simples para que reduzca el consumo de azúcar de manera simple y fácil. Por ejemplo, coma un desayuno saludable que no sepa a postre. Deje de beber refrescos, bebidas deportivas endulzadas, bebidas energéticas, té helado y refrescos dietéticos. Piense en el tamaño de sus porciones. Se pueden encontrar otras ideas simples haciendo clic en el enlace de abajo. Si usted es como la mayoría de los estadounidenses, es posible que esté comiendo más azúcar de la que es buena para usted. La buena noticia es que es posible comer menos azúcar y aún así disfrutar comiendo siguiendo estos consejos y creando nuevos hábitos.

Fuente: https://nyti.ms/2KtVgnz

Foto por Bruno /Germany en Pixabay