Muchas personas con sobrepeso experimentan un estigma negativo relacionado con su peso. Esto ocurre cuando las actitudes y creencias negativas hacia las personas con sobrepeso conducen a prejuicios, acciones dañinas y discriminación. Esto puede dañar la salud. Las investigaciones muestran que el estigma del peso puede aumentar el riesgo de enfermedades, como la diabetes tipo 2, al aumentar la sobrealimentación, la depresión, el aumento de peso y un control deficiente del azúcar en sangre. En este estudio, los investigadores encontraron que más de la mitad (53%) de los participantes con diabetes tipo 2 experimentaron estigma de peso y el 26% informó que su peso era una barrera para obtener una buena atención médica. Además, casi la mitad de las personas con diabetes tipo 2 se sintieron juzgadas por un médico o proveedor de atención médica. Los participantes también sintieron un estigma negativo relacionado con la diabetes, como sentimientos de culpa y juicio por su condición. En general, las mujeres reportaron más estigma de peso que los hombres. Las mujeres blancas tienen mayor riesgo que las mujeres negras de sufrir estigma relacionado con el peso y la diabetes. Este estudio muestra que las personas con diabetes tipo 2 sienten más estigma de peso que la población en general. Para garantizar que las personas con diabetes tipo 2 reciban una buena atención médica, los trabajadores de la salud deben reducir el estigma negativo asociado con el peso y la diabetes, por ejemplo mediante una comunicación sensible y respetuosa.

Fuente: https://bit.ly/3rCyzOH

Foto por Ketut Subiyanto en Pexels