Beber bebidas endulzadas con azúcar está vinculado a un mayor riesgo de obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y muerte prematura. Ejemplos de bebidas endulzadas con azúcar incluyen refrescos, otras bebidas carbonatadas endulzadas y bebidas de frutas con azúcar agregada. Otro tipo de bebidas llamadas bebidas endulzadas artificialmente son los refrescos dietéticos que generalmente se comercializan como una alternativa a las bebidas endulzadas con azúcar. Los investigadores han analizado si beber bebidas endulzadas con azúcar, bebidas endulzadas artificialmente, y jugos de frutas durante muchos años daña nuestra salud a medida que envejecemos. Los investigadores querían saber si estas bebidas aumentaban el riesgo de «fragilidad.» Los síntomas de la fragilidad incluyen sentirse cansado, débil, menos capaz de moverse y más dependiente de los demás. En este estudio de más de 22 años, beber más bebidas endulzadas con azúcar y bebidas endulzadas artificialmente se relacionó con una mayor fragilidad. Sin embargo, beber más jugo de naranja se relacionó con menor fragilidad. Estos vínculos eran independientes del estilo de vida, el uso de medicamentos y la calidad de los alimentos consumidos. Beber bebidas endulzadas con azúcar es común entre los adultos estadounidenses y puede conducir a una mala salud, por lo que los adultos mayores deben limitar este tipo de bebidas.

Fuente: https://bit.ly/2LMAm3q

Foto por Rawpixel