El estrés emocional es común en las personas que atienden a personas con diabetes tipo 1 (DT1). Estos cuidadores incluyen padres de niños con diabetes tipo 1 y cónyuges / parejas de adultos con diabetes tipo 1. Las preocupaciones sobre la hipoglucemia (niveles muy bajos de glucosa en sangre) son comunes y estas preocupaciones pueden provocar peleas y conflictos entre el cuidador y la persona con diabetes tipo 1. Los investigadores encuestaron recientemente a padres de niños con diabetes tipo 1 y parejas de adultos con diabetes tipo 1 que usaban un monitor continuo de glucosa (MCG). Esta encuesta preguntó acerca de compartir datos del MCG sobre los niveles de azúcar en la sangre. Un MCG muestra los niveles de azúcar en la sangre del usuario cada pocos minutos. Puede ayudar a las personas a elegir la cantidad correcta de insulina. También puede alertar a una persona con diabetes si su nivel de azúcar en la sangre sube o baja demasiado rápido. Los investigadores encontraron que a los padres de niños con diabetes tipo 1 y parejas de adultos con diabetes tipo 1 les gustó el MCG. De hecho, la mayoría se sentían y dormían mejor y estaban menos estresados ​​por el cuidado de la diabetes. Además, tener información del MCG redujo sus preocupaciones sobre la hipoglucemia. La mayoría se sentía más tranquila y menos ansiosa debido al MCG. Más niños y adultos con diabetes tipo 1 de poblaciones minoritarias necesitan acceso al MCG, para que esta tecnología pueda ayudarlos a ellos y a sus cuidadores.

Fuente: https://bit.ly/2WkTZ4L

Foto por Sansum Diabetes Research Institute