Vivir con diabetes no es fácil. Controlar la diabetes es un trabajo duro que puede reducir la calidad de vida. Ya sabemos que la depresión es mayor en las personas con diabetes que en el público en general. Ahora, la investigación muestra que la diabetes también está relacionada con un mayor riesgo de autolesión, pensar en el suicidio y suicidarse. En los últimos años, ha habido un aumento del 24% en las tasas de suicidio entre la población en general. Las personas con diabetes tienen de tres a cuatro veces más probabilidades de intentar suicidarse que la población general. Los pacientes afroamericanos con diabetes tipo 1 tienen de tres a cuatro veces más probabilidades de intentar suicidarse que los que no tienen diabetes. Las tasas de autolesión y suicidio entre las personas que usan insulina probablemente son más comunes de lo que pensamos. Cada año, un gran número de pacientes con diabetes acuden a la sala de emergencias con niveles muy bajos de azúcar en sangre (causando confusión, convulsiones, pérdida del conocimiento o incluso la muerte). La mayoría de las veces, los médicos asumen que son accidentales, pero en realidad pueden ser sobredosis intencionales de insulina. Es esencial realizar pruebas de detección de autolesiones y suicidios para identificar a los pacientes con diabetes que están en riesgo, con el fin de derivar rápidamente a estos pacientes a ayudar.

Fuente: https://bit.ly/3qHGYjt

Foto por Rawpixel