Los anuncios de alimentos y bebidas no saludables son comunes en la televisión y en otros medios de todo el mundo. Sin embargo, al menos 16 países (excluyendo los Estados Unidos), limitan los anuncios de alimentos no saludables de alguna manera. Los alimentos y bebidas también se muestran al público a través de medios populares, como películas. En un estudio reciente, investigadores capacitados vieron 250 películas populares para observar la calidad de los alimentos y bebidas mostrados. Descubrieron que en el 73% de las películas estadounidenses más influyentes en los últimos años, la calidad de la comida mostrada era lo suficientemente insalubre como para fallar los estándares legales de publicidad nutricional en el Reino Unido. Fue peor para las bebidas. De hecho, el 90% de las películas mostraban bebidas no saludables. No hubo mejoría en las puntuaciones de nutrición a lo largo del tiempo o para el público más joven. Los alimentos y bebidas que se muestran en las películas no cumplieron con las recomendaciones federales de los EE. UU. en cuanto a grasas saturadas, fibra y sodio, y tienen un contenido de azúcar y alcohol mucho más alto. Este estudio sugiere que las películas populares tienden a representar una dieta poco saludable. La promoción de alimentos y bebidas poco saludables en los medios de comunicación es un problema sociocultural que se extiende más allá de la publicidad.

Fuente: https://bit.ly/3pRDz1f

Foto por freestocks.org en Pexels