Algunos estudios sugieren que las mujeres embarazadas con COVID-19 podrían tener un mayor riesgo de sufrir una enfermedad grave que las mujeres que no están embarazadas. Una investigación reciente realizada por los Center for Disease Control (CDC) en los Estados Unidos observó a aproximadamente 400,000 mujeres de 15 a 44 años con síntomas de COVID-19. Descubrieron que las complicaciones graves (incluida los cuidados intensivos, la ventilación y la muerte) eran más probables en las mujeres embarazadas que en las no-embarazadas. Las mujeres hispanas / latinas embarazadas y mujeres mayores también tenían un riesgo mayor que las mujeres no-embarazadas y mujeres más jóvenes. Las mujeres embarazadas deben limitar las interacciones innecesarias con otras personas, usar máscaras, lavarse las manos y mantener el distanciamiento social. Al mismo tiempo, las mujeres embarazadas deben continuar con todos los cuidados prenatales y citas médicas.

Fuente: https://bit.ly/32dvf1n

Foto por Helena Lopes en Pexels