El trabajo por turnos se ha relacionado con mala salud física y mental, incluido el sobrepeso o la obesidad, la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, y problemas de salud mental. El trabajo por turnos se realiza en un horario fuera del horario tradicional de 9 a.m. a 5 p.m. y puede incluir turnos de noche, turnos de madrugada y turnos rotativos. Muchas industrias dependen del trabajo por turnos. Investigadores de Irlanda analizaron recientemente lo difícil que es para los trabajadores por turnos mantener comportamientos saludables que se sabe que reducen el riesgo de diabetes y otras enfermedades graves. Estos comportamientos saludables incluyen comer más frutas y verduras, beber menos refresco y hacer actividad física (según las pautas de médicos y expertos en salud). Los investigadores encontraron que los trabajadores por turnos comen menos frutas y verduras y toman más refrescos que en los trabajadores de horario tradicional. Los trabajadores por turnos con acceso a máquinas expendedoras en su lugar de trabajo también eran mucho más propensos a beber refrescos al menos una vez a la semana. Los investigadores también encontraron que los hombres con ingresos más bajos tenían menos probabilidades de comer las porciones diarias recomendadas de frutas y verduras. Los trabajadores por turnos de mediana edad y los con menos descansos en el trabajo tenían mucho menos probabilidades de estar activos. Este estudio destaca la necesidad de que los empleadores pongan comida y bebidas saludables en las máquinas expendedoras y que den descansos adecuados a los trabajadores por turnos.

Fuente: https://bit.ly/33j5Swm

Foto por Fred Moon en Unsplash