La diabetes tipo 2 a menudo no presenta síntomas en sus primeras etapas y las personas pueden permanecer sin diagnosticar durante muchos años. Esto puede poner a las personas en riesgo de desarrollar complicaciones graves a largo plazo. Una complicación de la diabetes que mucha gente no conoce es la periodontitis grave (encías muy inflamadas). Esto afecta al 11% de los adultos en todo el mundo. Las formas más leves de periodontitis también son extremadamente comunes, afectando al 50% de los adultos y hasta al 60% de las personas mayores de 65 años. El vínculo entre la diabetes tipo 2 y la periodontitis grave es una «señal de alerta» importante. También hay evidencia de que los niveles de azúcar en sangre impactan directamente en la salud dental. Esto se debe a que los niveles altos de azúcar en sangre pueden causar caries y pérdida de dientes. También está comprobado que, para las personas con diabetes diagnosticada, el cuidado de sus dientes puede ayudar a mejorar el control del azúcar en sangre. Investigadores del Reino Unido han descubierto que los dentistas pueden desempeñar un papel clave en la identificación de personas con diabetes tipo 2 o prediabetes aún no diagnosticados. Como resultado, es importante que los dentistas estén atentos a la diabetes entre sus pacientes. Si usted tiene antecedentes familiares de diabetes y tiene problemas dentales, debe considerar si la diabetes podría estar influyendo.

Fuente: https://bit.ly/2E03LUa

Foto por Anna Shvets at Pexels