Los adultos con diabetes tipo 2 que reemplazaron su desayuno habitual y una merienda por la tarde o por la noche con un batido (licuado) nutricional redujeron sus niveles de azúcar en la sangre a casi la mitad. En un estudio reciente, 81 adultos que tomaban medicamentos por vía oral para la diabetes tipo 2 se dividieron en 3 grupos para comparar (a) el consumo de comidas habituales, (b) el consumo de licuados en vez del desayuno y el almuerzo habitual y (c) el consumo de los mismos licuado para el desayuno y antes de acostarse. Se midieron los niveles de azúcar en sangre de los participantes utilizando monitores continuos de glucosa (CGM) durante 7-14 días. Los investigadores descubrieron que los participantes quienes bebieron un licuado en lugar de tomar su desayuno habitual y un licuado para la merienda redujeron los niveles de azúcar en su sangre más que los demás. Además, el grupo que consumió un licuado para su desayuno y un licuado por la tarde tuvieron menos antojos de alimentos con almidón (como pan, pasta y papas). Este grupo también informó un aumento de la confianza en la elección de los alimentos adecuados para controlar la respuesta del azúcar en la sangre. Estos nuevos hallazgos sugieren que ambos la hora y el contenido de las comidas pueden ser factores importantes para las personas con diabetes tipo 2.

Fuente: https://bit.ly/33ZWOwW

Foto por Fa Romero Photography en Pexels