Más de 88 millones de estadounidenses, o uno de cada tres adultos, tienen prediabetes, según el Center for Disease Control. La prediabetes puede provocar la diabetes tipo 2. Este estudio analiza cómo la adición de canela a la dieta puede reducir el nivel de azúcar en sangre en personas con prediabetes.

Más sobre canela y prediabetes

La diabetes tipo 2 es un problema de salud pública importante, ya que cada día se diagnostica a más personas en todo el mundo. La prediabetes también es una afección de salud grave en la que los niveles de azúcar en la sangre son más altos de lo normal, pero no lo suficientemente altos todavía para ser diagnosticados como diabetes. La prediabetes lo pone en mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. De hecho, uno de cada tres adultos estadounidenses tiene prediabetes, según el Center for Disease Control (CDC). Es importante que las personas con prediabetes y diabetes tipo 2 encuentren formas de controlar su azúcar en la sangre. Al mantener el nivel de azúcar en la sangre en un rango saludable, las personas pueden evitar complicaciones de salud graves y controlar la diabetes. Sabemos por investigaciones anteriores que los cambios en la dieta pueden tener un impacto significativo en la reducción del azúcar en la sangre. ¿Las especias también pueden afectar el azúcar en la sangre de la misma manera?

Sí. En un nuevo estudio, los investigadores encontraron que la canela, una especia de uso común, mejora el azúcar en la sangre en personas con prediabetes. Puede retrasar la progresión de la prediabetes a la diabetes tipo 2. Durante 12 semanas, un grupo de participantes tomó un suplemento de canela que contenía 500 mg de canela tres veces al día, mientras que otro grupo de participantes tomó una pastilla «vacía» (también llamada «placebo»). El grupo que tomó suplementos de canela mejoró sus niveles de azúcar, por ejemplo, redujo los niveles de glucosa en ayunas y mejoró la respuesta a una comida con carbohidratos como arroz y pasta. «La diferencia entre los grupos de pacientes fue significativa,» dijo el autor del estudio, el Dr. Giulio Romeo, médico del Joslin Diabetes Center de Boston. «Los niveles de glucosa en sangre de las personas que tomaron canela no fueron tan altos como los de los participantes que tomaron placebo después de las comidas y también volvió a la línea de base mucho más rápido.»

No hubo efectos secundarios negativos en los participantes que tomaron canela. Este fue un estudio pequeño, por lo que los investigadores recomiendan estudios más grandes con más participantes para comprender si la canela puede reducir, a mayor escala y sobre tiempo, el riesgo de desarrollar la diabetes tipo 2.


Consulte nuestra página de recursos para obtener más información sobre los latinos y la diabetes.

Enlace Abstracto

Foto por Theo Crazzolara en Pixabay