Sabemos que los hispanos / latinos son uno de los grupos más afectados por la diabetes y las desigualdades en salud. Los hispanos / latinos a menudo se benefician menos de los programas de educación sobre diabetes, incluso cuando estos programas están culturalmente adaptados a la comunidad. En un estudio reciente, los investigadores observaron a los adultos hispanos / latinos inscritos en un programa de prevención de la diabetes y la probabilidad de que adoptaran los cambios de estilo de vida saludables recomendados. Descubrieron que la disposición de los participantes para desarrollar nuevos comportamientos dependía de ciertos factores. Por ejemplo, si alguien recibió una referencia médica o si alguien experimentó situaciones negativas de salud personal o familiar, entonces esa persona generalmente está más preparada para crear un cambio saludable en su vida diaria. Por el contrario, factores como el medio ambiente, las limitaciones financieras y el miedo al aislamiento social fueron las principales barreras para que las personas hicieran cambios de comportamiento saludables. Sin embargo, el apoyo social, la participación de los médicos y el conocimiento de las complicaciones de la diabetes minimizaron estas barreras. Como resultado, la relación médico-paciente y el costo emocional personal / familiar del cambio de comportamiento son factores que deben considerarse al planificar programas de prevención de diabetes para hispanos / latinas de bajos ingresos. Los educadores y proveedores de salud deben ser conscientes de cómo el cambio de comportamiento puede afectar negativamente la dinámica familiar y estar preparados para abordar este problema.

Fuente: https://bit.ly/3iky7zn

Foto por Mil Familias