La presión arterial alta (hipertensión) y la diabetes son afecciones comunes. También son factores de riesgo importantes, tanto por separado como en combinación, para desarrollar enfermedades cardiovasculares e incluso la muerte prematura. Investigadores de Suecia siguieron a 62,557 personas con presión arterial alta durante 7 años para observar los efectos de la diabetes, el nivel educativo y los ingresos sobre el riesgo de muerte prematura y problemas cardiovasculares, como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Descubrieron que las personas con presión arterial alta y diabetes tenían un 57% más de riesgo de muerte, un 24% más de riesgo de ataque cardíaco y un 17% más de riesgo de accidente cerebrovascular. Para las personas con bajos ingresos y diabetes, su riesgo de muerte era casi 4 veces mayor y el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular 2 veces en comparación con las personas con ingresos más altos. Esto significa que los médicos deben asegurarse de que estos factores de riesgo estén controlados en sus pacientes. Esto incluye promover cambios saludables en el estilo de vida y un mejor control de la presión arterial, los lípidos y el azúcar en la sangre.

Fuente: https://bit.ly/3igF5VS

Foto por Rawpixel