En una reciente encuesta en línea realizada por los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) en los Estados Unidos, el 39% de los adultos estadounidenses informaron que habían usado desinfectantes y otros productos de limpieza de maneras potencialmente dañinas mientras intentaban prevenir la infección por COVID-19. Las formas inseguras incluyen el uso de cloro en alimentos como frutas o verduras y la aplicación de productos de limpieza domésticos directamente sobre la piel. El diez por ciento también informó haber empañado su cuerpo con un spray limpiador o desinfectante. El seis por ciento habían inhalado los vapores de los productos de limpieza o desinfectantes, y un pequeño número dijo que habían bebido o habían hecho gárgaras con cloro diluido, agua jabonosa u otras soluciones de limpieza o desinfectantes. Uno de cada cuatro participantes en la encuesta también informó que el uso de productos de limpieza o desinfectantes había causado efectos negativos como irritación de la nariz, senos paranasales, piel u ojos, así como mareos, aturdimiento, dolor de cabeza, náuseas o problemas respiratorios. Aunque la mayoría de los participantes dijeron que sabían cómo limpiar y desinfectar sus hogares de manera segura, la encuesta reveló serias lagunas en el conocimiento.

Fuente: https://bit.ly/39HZ3pB

Foto por Claudio Schwarz en Unsplash