Prevenir un ataque al corazón o un derrame cerebral tiene sentido. Ya sabemos que el colesterol alto, la presión arterial alta (hipertensión) y la diabetes son factores de riesgo importantes que pueden y deben mejorarse mediante el acceso a la atención médica. Ahora, los investigadores han examinado qué tan bien se tratan estos factores de riesgo entre los inmigrantes hispanos/latinos por su estado migratorio (incluidos ciudadanos naturalizados, inmigrantes documentados e inmigrantes indocumentados). En comparación con los ciudadanos naturalizados, los inmigrantes indocumentados y documentados tenían menos probabilidades de recibir tratamiento para el colesterol alto, la presión arterial alta y la diabetes. Además, los inmigrantes indocumentados y documentados tenían menos acceso a la atención médica (incluida la cobertura de seguro o un proveedor de atención médica habitual) que los ciudadanos naturalizados. Por lo tanto, el acceso a la atención médica explica las desigualdades de tratamiento en todo el estado migratorio. La prevención de enfermedades cardiovasculares entre los inmigrantes hispanos/latinos debe centrarse en aumentar el acceso a la atención médica, especialmente entre los inmigrantes indocumentados.

Fuente: https://bit.ly/2P5JNJF

Foto por Christopher Alverenga en Unsplash