Hoy, se publicaron los primeros resultados de un estudio de una posible vacuna contra COVID-19. El estudio incluyó a 45 adultos sanos, de 18 a 55 años de edad, que recibieron la nueva vacuna en una de tres dosis (baja, media y alta). Se administró en dos vacunas con 28 días de diferencia. Estos primeros resultados mostraron que la vacuna causó una respuesta inmune (protectora) positiva contra COVID-19. Sin embargo, hubo efectos secundarios negativos que incluyen escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares y dolor en el lugar de la inyección. Los efectos secundarios fueron más comunes después de la segunda vacunación, especialmente con la dosis más alta. Esto es solo el comienzo, y necesitamos más investigación para determinar la dosis más efectiva con la menor cantidad de efectos secundarios. También necesitamos investigar si la vacuna funcionará en personas con mayor riesgo, particularmente en personas mayores en quienes la respuesta inmune puede ser menor que en personas más jóvenes. La velocidad con la que se ha desarrollado esta vacuna es notable, pero aún queda mucho trabajo por hacer. También debemos tener cuidado ya que el virus COVID-19 es impredecible.
 

Fuente: https://bit.ly/2CFmseF

Foto por Rawpixel