El número de personas que desarrollan diabetes tipo 2 en todo el mundo continúa aumentando. Uno de los mayores factores de riesgo para la diabetes tipo 2 es aumentar demasiado de peso. Se ha demostrado que la pérdida de peso retrasa el inicio de este tipo de diabetes entre las personas con prediabetes. Investigadores de Dinamarca analizaron la conexión entre la genética y el riesgo de diabetes tipo 2. Observaron los datos de un periodo de más de 15 años de casi 4,729 personas que desarrollaron diabetes tipo 2 en comparación con un número similar de personas que no desarrollaron diabetes. Descubrieron que la genética es mucho menos importante que los factores del estilo de vida. De hecho, el control del peso es la clave para la prevención de la diabetes. En otras palabras, tener un peso corporal normal es crucial en la prevención de la diabetes tipo 2, independientemente de su genética.

Fuente: https://bit.ly/2BxuTZe

Foto por Rioji Iwata en Unsplash