Entre los adultos mayores, niveles de actividad física, como caminar, que son demasiado bajos aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas e incluso la muerte. Investigadores californianos estudiaron cómo la diabetes tipo 2 influye en el efecto del ejercicio sobre las enfermedades cardíacas y la muerte entre los mexicoamericanos mayores. Este estudio incluyó a 1,676 adultos del área de Sacramento en California. Durante un promedio de 8 años, los investigadores encontraron que los bajos niveles de actividad física estaban relacionados con un mayor riesgo de muerte prematura y enfermedades por problemas cardíacos. Estos hallazgos fueron peores para las personas con diabetes. Esto muestra que los programas de salud pública dirigidos a la prevención y el manejo de la diabetes serían una buena estrategia para prevenir enfermedades cardíacas y muertes entre los mexicanos estadounidenses mayores que no hacen ejercicio. Además, sería mejor alentar a las personas mayores a apuntar al menos a 4,000 pasos por día.

Fuente: https://bit.ly/2Yk2Y6B

Photo by Arek Adeoye at Unsplash.