Muchos dudan de la investigación médica publicada recientemente que se informó en los medios. El 22 de mayo, la revista médica, Lancet, publicó un estudio que sugiere que los medicamentos cloroquina e hidroxicloroquina podrían causar efectos secundarios graves si se usan para tratar COVID-19. Los resultados hicieron que los investigadores de todo el mundo detuvieran su investigación sobre los mismos medicamentos para el virus. Mientras tanto, otro estudio publicado en el New England Journal of Medicine sugirió que algunos medicamentos utilizados para la presión arterial eran seguros si las personas con COVID-19 continúan tomándola. Las personas cuestionan ambos estudios y los investigadores involucrados están bajo investigación sobre si los artículos publicados deben eliminarse porque son inexactos. También ha habido sugerencias de fraude.

Fuente: https://bit.ly/3eTuZsf

Foto por Scott Graham en Unsplash