Durante la actual pandemia de COVID-19, se ha debatido mucho sobre el valor de usar máscaras faciales. Ahora los científicos de Canadá han revisado toda la evidencia médica y concluyeron que las máscaras faciales pueden ser efectivas contra la propagación del virus. También informaron que el distanciamiento físico de al menos 1 metro (3 pies) funciona junto con gafas para los prestadores de atención de la salud. Los hallazgos mostraron una disminución en el riesgo del 82% con una distancia física de 1 metro, tanto en espacios clínicos como en la comunidad. Cada metro extra de separación duplica la protección. Para proveedores de atención de salud, las máscaras con capas múltiples son más protectoras que una máscara de una sola capa. Una máscara de tela bien diseñada debe tener tela resistente al agua, múltiples capas y adaptarse bien a su cara.

Fuente: https://bit.ly/2ZWzWfU

Foto por Denis Jung en Unsplash