Los lugares en los Estados Unidos que no siguen ninguna política de distanciamiento social tienen 35 veces más casos de COVID-19. Esto significa que los lugares sin órdenes de distanciamiento social tienen un mayor riesgo de infección por COVID-19. El distanciamiento social ayudó a mantener saludables a más personas. Este estudio descubrió que entre mas duración estaba un plan de distancia social en práctica, más lenta era la tasa de crecimiento diario de COVID-19. La mayor parte del país (95%) creó reglas de distanciamiento social para sus comunidades. Esto incluyó refugio en el lugar y el cierre de escuelas, restaurantes, bares y gimnasios. Ahora, los estados están comenzando a abrirse nuevamente, y algunas personas están preocupadas por la propagación de COVID-19 como resultado de un menor distanciamiento social.

Fuente:
https://www.washingtonpost.com/nation/2020/05/15/social-distancing-study-coronavirus-spread/?wpisrc=nl_sb_smartbrief

Foto por Nick Fewing en Unsplash