Muchas mujeres desarrollan diabetes mientras están embarazadas. Este alto nivel de azúcar en la sangre durante el embarazo se llama diabetes gestacional y puede causar un aumento de peso adicional en las mujeres. Este estudio encontró que la detección de diabetes en las mujeres en el primer trimestre (3 meses) puede prevenir el aumento de peso innecesario. Por ejemplo, en este estudio, el 43% de las mujeres embarazadas aumentaron más peso total de lo recomendado. Sin embargo, el aumento de peso fue menos probable entre las mujeres con diabetes si fueron diagnosticadas antes en su embarazo. Además, el diagnóstico temprano permite a las mujeres tiempo para crear cambios en el estilo de vida, como comer una dieta saludable y hacer ejercicio para controlar mejor el azúcar en la sangre.

Fuente:
https://www.physiciansbriefing.com/obgyn-women-s-health-11/gestational-diabetes-974/early-diagnosis-of-gestational-diabetes-leads-to-less-weight-gain-757633.html

Foto por Volodymyr Hryshchenko en Unsplash.