Para COVID-19, el tiempo desde el inicio de la infección hasta el inicio de los síntomas es de aproximadamente 5 días (aunque puede oscilar entre 2-14 días). Esto se llama período de incubación. En general, parece que el 80% de las personas con COVID-19 tendrá una infección leve o ningún síntoma, el 15% desarrollará una enfermedad más grave, y el 5% puede requerir cuidados críticos. Investigadores de Singapur informaron que este período de infección en personas con síntomas puede comenzar 2 días antes del inicio de los síntomas. Puede durar entre 7 y 10 días después de que comienzan los síntomas. Aunque las pruebas pueden detectar pequeños fragmentos del virus durante muchos días o semanas después de una infección por COVID-19, no se encuentra suficiente virus para causar una infección en otra persona después de la segunda semana de enfermedad. En el futuro, los recursos deberían centrarse en evaluar a las personas con síntomas y sospecha de COVID-19 para permitir una respuesta de salud pública y contención (aislamiento) más rápidas.

Fuente: https://bit.ly/3c7Phwu

Foto por Annie Spratt en Unsplash.