Las personas con diabetes tipo 1 tienen más probabilidades de tener presión arterial alta. Lo mismo también es cierto para las personas con diabetes tipo 2. Para algunas personas, ya sea que tengan diabetes o no, su presión arterial puede aumentar al comer más sal. Esto se conoce como «sensibilidad a la sal», donde tomar más sal causa presión arterial más alta. Una nueva investigación en jóvenes con diabetes tipo 1 muestra que pueden ser más sensibles a la sal en comparación con las personas sin diabetes. La presión arterial alta es un factor de riesgo importante para las complicaciones graves de la diabetes, incluidas la enfermedad cardíaca y la insuficiencia renal. Por lo tanto, limitar la sal en la dieta puede ayudar a las personas con diabetes tipo 1 a controlar su presión arterial. La mayoría de la sal proviene del consumo de alimentos pre-preparados y procesados ​​(por ejemplo, alimentos que vienen en paquetes) y no de agregar sal durante la preparación de la comida casera. Por eso es importante que las personas con diabetes sigan una dieta saludable.

Fuente: https://bit.ly/2WMHFeo

Photo by Ed Libedinsky at Unsplash.