Una nueva investigación encontró que comer una dieta rica en lácteos está relacionada con un menor riesgo de ciertas afecciones de salud, como diabetes y presión arterial alta. El nuevo estudio analizó a casi 150,000 personas de entre 35 y 70 años de 21 países. La investigación mostró que comer al menos dos porciones de lácteos al día (como queso o leche) está relacionado con un 12% riesgo menor de diabetes y presión arterial alta. Los lácteos enteros reducen el riesgo aún más que los lácteos descremados. Dos porciones diarias de lácteos también disminuyen su riesgo de síndrome metabólico en un 24%. El síndrome metabólico es un grupo de afecciones que incluye un tamaño de cintura más grande, demasiada grasa en la sangre, muy poco colesterol bueno, presión arterial alta y niveles altos de azúcar en la sangre en la mañana antes del desayuno. Todas estas cosas pueden aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca.

Fuente: https://bit.ly/3g9SNK8

Foto por Robin Worrall en Unsplash