Más de 230,000 personas en los EE. UU. se han recuperado de COVID-19, pero muchos tienen síntomas de larga duración mucho después de su infección inicial. Estos síntomas incluyen fatiga, dolores musculares, erupciones e incluso problemas cardíacos. Todavía no hay suficientes datos sobre las consecuencias a largo plazo para las personas que han tenido el virus. Sin embargo, los sobrevivientes han estado recurriendo a las redes sociales y grupos de apoyo para compartir lo que están experimentando. La Organización Mundial de la Salud dice que el tiempo promedio desde el comienzo de la enfermedad hasta la recuperación es de aproximadamente 2 semanas para los casos leves, y de 3 a 6 semanas para las personas con enfermedad grave o crítica. Pero muchas personas con enfermedad leve han reportado síntomas que duran mucho más de 14 días. Cuando un paciente prueba positivo por anticuerpos contra el virus, eso no necesariamente significa que sus síntomas desaparecerán. Algunos pacientes pueden seguir sintiendo síntomas de partes del virus o de la respuesta continua del cuerpo al virus.

Fuente: https://bit.ly/2AKcact

Foto por Laura DeWilde en Unsplash