Una nueva investigación ha encontrado que las personas con diabetes que comen más en la cena en comparación con el desayuno tienen mayores riesgos para la salud. En este estudio, comer más calorías en la cena en comparación con el desayuno estuvo relacionado con los riesgos de diabetes y enfermedades del corazón. Estos hallazgos no están relacionados con el desayuno perdido ocasional ni la calidad de la comida. En general, este estudio proporciona evidencia de que comer una cena abundante puede provocar efectos negativos en el cuerpo, enfatizando la importancia de la distribución de energía entre las comidas. Mover tan poco como el 5% de su consumo total de calorías desde la cena al desayuno puede reducir estos riesgos para la salud.

Fuente: https://bit.ly/2yYDGCl

Foto por Ivan Timov en Unsplash.