Los inmigrantes hispanos/latinos suelen tener un perfil relativamente saludable al emigrar a los Estados Unidos, pero con el aumento de su estancia, su salud tiende a empeorar. Las disparidades de COVID-19 no son culpa de quienes las experimentan, sino que reflejan una sociedad que crea disparidades de salud en los buenos tiempos y las infla en una crisis. Los EE.UU. debe desarrollar un nuevo tipo de «inmunidad colectiva,» con resistencia a la propagación de la mala salud que ocurre cuando suficientes personas, en todas las razas y etnias, están protegidas y, por lo tanto, son «inmunes» a los factores sociales negativos.

Fuente: https://bit.ly/2SXXZqi

Photo by Markus Winkler at Unsplash