Un estudio reciente muestra que la influenza puede aumentar las tasas de neumonía, enfermedad cardíaca y niveles anormales de glucosa entre las personas con diabetes tipo 2. El estudio también informó que las tecnologías que miden la actividad física y el sueño pueden detectar cambios muy tempranos al comienzo de la influenza, como una disminución de la actividad y menos sueño. Esto significa que pronto será posible alertar a alguien de que tiene influenza y, por lo tanto, puede comenzar el tratamiento. Una vez que haya nuevos medicamentos disponibles para otras infecciones, especialmente COVID-19, ¡la tecnología vendrá al rescate!

Fuente: https://bit.ly/3fgiYyd

Foto por National Cancer Institute a Unsplash