La evidencia reciente de China respalda nuestra perspectiva de que, para adultos con diabetes tipo 2, al mejorar el control de los niveles de azúcar en la sangre, puede protegerse contra el COVID-19. En un estudio de más de 7,000 pacientes chinos con y sin diabetes que se infectaron con el virus, los niveles de glucosa en la sangre bien controlados se asociaron con resultados mucho mejores. Esto sugiere que un buen control es importante, especialmente si llegue una segunda ola de COVID-19.

Fuente: https://bit.ly/2zRkjeB

Foto por Martin Sanchez a Unsplash