El Departamento de Justicia de EE. UU. anunció el 22 de abril de 2020 que intervino para interrumpir cientos de estafas de COVID-19, incluidos sitios web fraudulentos que buscan donaciones a la Cruz Roja Americana o solicitan información personal, así como sitios web de compañías legítimas que se utilizaron para distribuir malware Como siempre, si algo suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. Los estafadores son muy activos ya que COVID-19 les ofrece nuevas oportunidades.

Fuente: https://bit.ly/3bBZFNG