Una empresa de automóviles sin conductor ha lanzado entregas en California a medida que continúa el mandato de quedarse en casa por COVID-19. Cuando un cliente en Irvine hace un pedido de Yamibuy, un automóvil autónomo recoge el paquete y lo entrega al destino. En África, los drones se utilizan para ayudar a identificar a los transgresores de encierro. Un avión no-tripulado de la policía de Ruanda con un altavoz de megáfono vuela en vecindarios residenciales para asegurar que la gente se quede en casa para limitar la propagación de COVID-19.

Fuentes: https://cnb.cx/3cuNvq2 and https://reut.rs/3esVd5D